viernes, 29 de enero de 2010

Valle del Genal

Todos los años, llegando el Otoño, suelo ir al Valle del Genal para admirar sus magníficos paisajes bañados con los dorados colores otoñales y que en sus bosques de castaños adquieren una variedad inusitada. Este año y debido al "descontrol" meteorológico, en la fecha que normalmente lo visito, (primera quincena de Noviembre), el bosque aún no había adquirido esos colores tan especiales de esa época y todavía se veía cubierto de hojas verdes. Sin embargo el suelo se hallaba cubierto de hojas secas, por lo que apenas ha habido transición entre el verdor y la caída de las hojas. Acudí a mi cita anual con los castaños en compañía de algunos compañeros de AFONAMA (Asociación de Fotógrafos de Naturaleza de Málaga), ya que habíamos organizado una salida para conocer la zona y que comenzamos recorriendo la Carretera Paisajística, que partiendo de la A-397 que une San Pedro de Alcántara con Ronda, atraviesa grandes bosques de castaños por un camino sinuoso y estrecho pero que desde luego merece la pena, ya que el paisaje que podemos admirar durante el trayecto es simplemente precioso hasta llegar a Pujerra. De allí nos desplazamos a Igualeja que es la población más importante del alto Genal y cuyo casco urbano está dividido por el río que da nombre al valle y nace en la cueva del Nacimiento a la entrada del pueblo, siendo los grandes protagonistas sus frondosos bosques de castaños, que a su vez constituyen la principal fuente de riqueza del pueblo. Después de recorrerlo iniciamos un apronunciada cuesta a través del típico barrio de Santa Rosa y que nos conduce al camino de la Tetona y ya en pleno campo comenzamos un precioso sendero entre Igualeja y Parauta, nos acompañan huertos y cultivos de viñas, almendros, encinas, olivos y cómo no los omnipresentes castaños. Caminamos lentamente admirando esta naturaleza imponente, las paradas para la toma de fotografías eran contínuas y las risas eran compañeras habituales de la marcha, por lo que las horas pasaron casi sin darnos cuenta y emprendimos el camino de vuelta hacia Igualeja , para desde allí dirigirnos a nuestros domicilios después de haber pasado una jornada estupenda.

2 comentarios:

©Toro dijo...

Esta clarito “como el agua”, eres un monstruo (no de feo), sigues consiguiendo una calidad en las tomas, muy, pero que muy interesante.
Enhorabuena por las fotos porque son bastante buenas, y no lo digo por cumplido, entre nosotros eso sobra.
Un abrazo

Salvador Jiménez dijo...

Hola Antonio , espero que este recuperado de la caida .Las fotos magnificas , yo las mias las perdí , se averio el ordenador y no tenia hechas una copia de seguridad . Un abrazo.